lunes, 4 de septiembre de 2017

S.A.M. Defensa Personal y Artes Marciales Jerez y El Puerto de Santa María

Cuando se gestó la idea de nuestro programa de entrenamiento teníamos claro lo que buscábamos; una estructura de entrenamiento basada en el individuo y que el 100% de todo el trabajo tuviese un enfoque holístico, es decir el alumno no debía ser parte del sistema, sino el sistema en sí, por lo que los esquemas de enseñanza tradicionales quedaban descartados si tratábamos de buscar un aprendizaje que tuviese como meta la auto-realización marcial. 
Quedaba fuera de nuestra visión las clases repetitivas y en fila donde todo no existía la creatividad, la naturalidad y sobre todo la capacidad del alumno de adaptación a situaciones impredecibles, como ocurre en la vida real.
Por ello nuestro programa siempre se ha descartado de la visión de estilo, escuela o arte ya que no tratamos de ir por ese camino, sino por el de ser una herramienta de conocimiento y de experimentación en la defensa personal, viendo esta de forma completa, compleja y viva como resultan ser las situaciones de este calibre.
No se nos puede etiquetar por lo tanto de ser un nuevo estilo aunque sí de ser una nueva forma de enfocar el entrenamiento marcial donde no hay limitaciones en el desarrollo o se aplica una misma metodología para toda la clase, en SAM se aprende a improvisar y ser uno mismo desde la primera clase siendo cada alumno el que va dirigiendo su aprendizaje, gracias a los ejercicios o drills el entrenamiento es ameno y sobre todo rápido viendo los beneficios desde la primera sesión, de la misma forma el aprendizaje más técnico se realiza enfatizando la mecánica corporal en vez del patrón de movimiento y la amplitud de capacidades abre al alumno un sinfín de posibilidades a nivel personal.
El profundo estudio e investigación en la mecánica corporal hace posible una mejoría técnica en cualquier faceta y con nuestra programación personal se puede mejorar cualquier faceta por separado, resultando ideal en personas que desean mejorar cualidades técnicas muy concretas.
Como herramienta SAM puede ser utilizado por todos, desde artistas tradicionales a no practicantes y desde luchadores profesionales a competidores de cualquier índole gracias a su capacidad de adaptar su propia estructura a otras estructuras llevando cualquier entrenamiento marcial un paso más allá.