jueves, 16 de febrero de 2017

Dinámica y mecánica de la cadera en las artes marciales

La cadera es el punto medio del cuerpo humano, ella divide nuestra anatomía en dos partes claramente diferenciadas por los miembros superiores e inferiores, así mismo es donde encontramos el centro de gravedad que resulta tan importante en los posicionamientos, guardias y desplazamientos de combate.
Recordando otros artículos, el centro de gravedad situado en la cadera contribuye a la fuerza de agarre de nuestras posiciones, es decir, mientras más cerca este la cadera del suelo la fuerza de gravedad incide en nosotros con más fuerza, por ello diferentes estilos japoneses o chinos poseen guardias y posiciones tan bajas otorgándoles mayor fuerza de agarre e incidiendo junto a otros factores en la potencia de ciertos golpes a mano vacía, de igual forma cuando intentan hacernos una proyección es importante mantener el centro de gravedad bajo para imposibilitar o dificultar ésta.

Entrando en la dinámica de golpeo vemos como la cadera es fundamental, ya que ella es la parte anatómica que dirige el resto del cuerpo, por lo que es el punto de partida de movimientos que buscan potencia ya sea con el giro de ésta o la proyección del cuerpo en bloque /golpear con el cuerpo.
Un ejemplo claro de la incidencia del posicionamiento de cadera para generar potencia lo tenemos en los directos y en los cruzados de boxeo inglés, donde el correcto giro de ésta hace que nuestros golpes generen una potencia mucho más elevada.

En el caso del directo y  para que el giro de cadera sea fluido se deja ir un poco la pierna de delante hacia dentro y se eleva el talón, siendo este movimiento una consecuencia natural de dicho movimiento, es decir el cuerpo debe reaccionar dejándose llevar por la cadera para no frenar ni entorpecerla consiguiendo que  el movimiento sea aun más rápido.


De igual forma en el cruzado ocurre lo mismo pero con la pierna atrasada, la cadera impulsa toda la potencia del golpe y la pierna de atrás la sigue para no entorpecer su dinámica.

Esta dinámica es igual en todos los golpes que requieran de mayor potencia y que deban ser generados con la cadera, aunque diferentes estilos tienen sus particularidades en cuanto a la forma (colocación de piernas y pies), todos comprenden la importancia de la cadera para generar potencia.
En el trabajo de patadas ocurre igual, la generación del movimiento empieza en la cadera y el perfecto giro de ésta será la que determine la eficacia del trabajo de piernas, una perfecta colocación de la cadera será determinante en cualquier patada que demos en nuestros entrenamientos.
El enfoque adecuado siempre parte de "golpear" con la cadera siendo la patada una consecuencia de éste movimiento.

El ejemplo del low kick ilustra muy bien la diferencia de potencia en patadas realizadas con la cadera o tan solo con las piernas,  cuando estudiamos algunos combates de artes marciales mixtas y vemos como un low kick, que es un golpe demoledor, no hace mella en el adversario, podemos ver que su ejecutante no ha utilizado la cadera en dicho golpe por lo que este no genera una potencia importante.


Si queremos generar potencia en nuestros golpes el estudio y comprensión de la mecánica de la cadera es fundamental para ello, comprender la importancia del centro de gravedad nos ayudará no solo a posicionarnos correctamente y fortalecer nuestra guardia sino ademas a tener claro una serie de medidas para contrarrestar técnicas del adversario.

miércoles, 18 de enero de 2017

Anatomía de combate; el radio.

El conocimiento del cuerpo humano, tanto en dinámica  como en estructura es fundamental para comprender mejor el funcionamiento técnico, el estudio anatómico nos brinda la oportunidad no solo de comprender mejor las técnicas en sí, además nos aporta un conocimiento clave para modificarlas sin que pierdan su efectividad. Cualquier técnica aumenta su grado de efectividad si ademas de entrenarlas comprendemos en profundidad su función mecánica y anatómica. Es por ello necesario un conocimiento profundo en materias complementarias si deseamos mejorar nuestro rendimiento en las artes marciales o en la defensa personal hiendo un paso más allá de la repetición técnica y buscando sobre todo la comprensión técnica. Enseñar bien, en cualquier actividad, debería de consistir en dejar de lado la memorización y repetición y buscar que el alumno comprenda y entienda lo que hace otorgándole un margen para que desarrolle su propia creatividad e intuición a la hora de aprender.

En este primer artículo sobre anatomía de combate nos centraremos en el hueso Radial o Radio, situado en la cara superior del antebrazo, un hueso de especial importancia a la hora de realizar ciertas técnicas de presión o estrangulamiento.


El radio, como el cúbito, no son huesos redondeados, sino asimétricos con zonas planas que crean en el contorno del hueso ciertos salientes filosos.

Cuando ejercemos ciertas técnicas, como una luxación de tobillo, el radial es fundamental ya que cumple la función de presionar fuertemente con su zona filosa el gemelo del oponente infringiéndole un fuerte dolor, esta presa se ve aumentada con la luxación de tobillo acrecentando al eficacia de ésta, ya que durante esta ejecución técnica estamos realizando dos acciones en una, la torsión del tobillo y la presión aplastante y cortante a la zona baja del gemelo.



En las estrangulaciones de cuello se da la misma situación, el filo del radial es fundamental durante la técnica para fortalecer ésta y aumentar su rango de eficacia, así gracias a esta particularidad del radial , su filo, el efecto palanca se ve aumentado y contendientes con menos fuerza pueden realizar técnicas que no podrían realizar al no poder ejercer la suficiente presión en ellas.


Existen multitud de técnicas donde el radial es un factor determinante de la perfecta ejecución, desde estrangulaciones hasta técnicas de presión y luxación, conocer la forma característica de este hueso nos otorga un conocimiento extra a la hora de realizar ciertas técnicas donde este hueso tiene una importancia clave.