miércoles, 27 de enero de 2016

Eficacia en combate 3; ahondando en la respuesta indeterminada.

Quizás este concepto tan básico y a la vez tan frecuentemente olvidado sea la misma esencia de la parte nuestro programa de entrenamiento. Pero, ¿qué es realmente la respuesta indeterminada y como se entrena?
La respuesta indeterminada viene dada por una pregunta igualmente indeterminada, la reacción a un ataque depende del ataque, no podemos caer en la trampa de pensar que el agresor (cualquier agresor) se va a comportar igual que nuestro compañero de entrenamiento.
En este mundo no existe la versión anticuada de un agresor que nos ayude en nuestra coreografía marcial, que responda o espere adecuadamente a que finalicemos nuestras técnicas, gran error es el de seguir entrenando con la idea de que el agresor no es un ser vivo, espontaneo y totalmente impredecible.

Este concepto, esta idea que tan solo requiere algo de sentido común es fácilmente comprobable cuando realizamos un combate abierto con cualquier persona, incluso de forma amigable y sin que nuestro compañero deba tener conocimientos de lucha, tan solo un mínimo de agresividad o viveza. Toda nuestra parafernalia técnica se vuelve inútil, todas las repeticiones coreografiadas tantas veces  pierden su correcto orden de ejecución y todo se vuelve caótico. Imagínate si el compañero no es tal y es un agresor con conocimientos.

Algunos lectores de este artículo podrán responderme que cuando uno alcanza la maestría técnica la cosa cambia, quizás, dentro del marco de todos los factores que se dan en una situación real el caso de la maestría técnica indudablemente tiene un valor más dentro de esa suma, pero... ¿y si en vez de entrenar y repetir tanto situaciones determinadas buscando ampliar la capacidad técnica del alumno hasta llegar a la maestría entrenásemos desde el primer momento las respuestas indeterminadas? ¿No tendría el alumno una capacidad más elevada desde el principio de su aprendizaje para enfrentarse a situaciones reales? ¿No aprendería más rápido si en vez de repetir patrones entrenase su propia capacidad de improvisación?


Dejando de lado las críticas constructivas y volviendo a nuestro concepto sobre la respuesta indeterminada, podemos dar a pensar que tuviésemos una panacea para ella, pero no es así, nuestro programa no posee una respuesta, lo nuestro es hacer preguntas e investigar donde nos llevan. Si es cierto que podemos dar algunas pautas dentro de cada sistema o arte para mejorar en vuestros entrenamientos; convertid vuestras técnicas en ejercicios de improvisación,  quedaos con lo básico de vuestro arte o sistema y sobre todo entrenad vuestro arsenal siempre basándoos en la no necesidad de un ataque determinado para una ejecución técnica, es decir,  haced hincapié en técnicas que funcionen en un rango amplio de ataques, no en técnicas específicas que necesiten de un ataque concreto para su ejecución, mientras más simples sean los movimientos más sencillo será hacerlos funcionar.

Investigad todo lo que os ayude a mejorar vuestra capacidad de improvisación (no cerraros solo a las artes marciales en vuestros entrenamientos, diversificad), acostumbraros a poner en duda cada técnica, a buscar posibilidades en cada movimiento que entrenéis, no penséis solo en la mentalidad de "estilo" pensad que según el "estilo"  respuestas y preguntas son variables.