lunes, 11 de febrero de 2013

Distancias en combate


Antes de hablar del tema que da título a este post es conveniente resaltar que cuando hablamos de distancias en combate estamos intentando dar unas pautas de comprensión de éste, ver que herramientas se suelen utilizar y darle una progresión al aprendizaje, para que el alumno tome conciencia de la diversidad de situaciones que se puede dar en una confrontación física, en ningún momento se ha de ver estas explicaciones como “situaciones absolutas” ya que no existe una barrera “absoluta” entre ellas, sino que pueden variar de una a otra según la evolución de dicha confrontación.


En primer lugar podemos distinguir la distancia de armas (ya sean de mano o  arrojadizas) donde el planteamiento a seguir es el de aumentar las respuestas “reflejo”, esquivas o huídas y el manejo de diversas armas según su rango de acción; espada, palo, palo largo, lanza, armas arrojadizas tales como cuchillos, piedras, botellas, etc. Físicamente podemos hablar (partiendo de la premisa de que “rompemos” esta distancia) de patadas voladoras, lances del cuerpo (tipo pressing catch) o entrando en la parte más psicológica, insultos y agresiones verbales.


En segundo lugar nos acercamos al rango más físico con la distancia de pateo, al ser esta herramienta la que posee un radio de acción más largo (en esta distancia podemos tratar ademas el puño largo o los golpes en salto; patadas y puños).



La tercera distancia o distancia media es aquella donde podemos golpear con nuestros puños y tener una distancia segura para cambiar a una distancia larga o acortarla, aquí también tenemos una distancia segura para lanzar patadas, sobre todo ataques bajos del tipo low kick.



El cuerpo a cuerpo o distancia corta es la toma de contacto físico para boxeo corto, proyecciones, luxaciones más cerradas, golpes de codo y rodilla, cabezazos o situaciones más complejas como estrangulaciones, arañazos y mordiscos.


La última distancia sería la distancia de “suelo” que ya conocemos sobradamente, donde ambos contendientes utilizan desde palancas y estrangulaciones a golpes y demás.


Hablar de las distancias es hablar de posibles situaciones y poder  darle sentido a la enseñanza de las diferentes herramientas que podemos utilizar, tales distancias no tienen un sentido único,  es posible que un combate tenga una progresión ordenada o que existan “saltos” de una distancia a otra, conceptos como “romper” distancias o “mantener” distancia son conceptos que buscan ofrecernos estrategias tanto defensivas como ofensivas.  
Este post busca dar una pequeña aproximación al tema “distancias” ya que es algo mucho más complejo de lo que parece,  no todos los sistemas ofrecen la misma visión de estas porque no se trata de “verdades absolutas” sino de esquemas de enseñanza, que buscan ante todo organizar la metodología en fases o estadios para su mejor comprensión. 

Midiendo distancias.

Las distancias no se pueden medir en cuanto al adversario en sí, sino en relación a nosotros, ya que no nos es posible poder medir el radio de acción del adversario (no sabemos su elasticidad y desde donde nos puede lanzar una patada, por lo que no podemos tener claro cuál es la distancia larga de él, aunque si podemos realizar una aproximación por su altura). Es conveniente entonces aprender (descubrir) cual es nuestro rango de acción efectivo, para lo que podemos realizar un sencillo ejercicio levantando la pierna y creando un radio que determinara nuestra propia circunferencia de acción, esa circunferencia nos dará una aproximación a nuestro rango de “seguridad”, ya que cualquiera que entre en ese rango podría representar un peligro a nuestra integridad (si descartamos la distancia de armas).  



Conocer este rango nos permitirá mantener una distancia segura para intentar no llegar a las otras, ya sea intentando evadir la agresión verbalmente o dándonos la posibilidad de huir, defendernos u atacar con un porcentaje mayor de efectividad que si desconociéramos este concepto.
No debemos olvidar que esta distancia varia con tan solo un pequeño paso o desplazamiento tanto en nosotros como en nuestro agresor.  En este punto resulta muy importante el juego de pies o de desplazamientos que hayamos aprendido, y que será vital tanto para alejar distancias como para acortarlas. 




1 comentario :

  1. Esto es algo que vimos en las primeras clases, muy importante y a lo cual se le presta poca atención en los entrenamientos de otros gym.

    ResponderEliminar