lunes, 10 de noviembre de 2014

Estudio de mecánica corporal en las patadas básicas; patada frontal.

Denominamos patadas básicas a aquellas que son comunes a todos los estilos en su formación de primer nivel, que quedan divididas en tres secciones; frontal, lateral y circular. En este artículo veremos cual es la correcta mecánica corporal a aplicar en la patada frontal. Veremos como funcionan a nivel anatómico, para poder perfeccionarla técnicamente y aprovecharla al máximo, adquiriendo más potencia, rápidez y fuerza. No entraremos por lo tanto en las diferentes formas de nombrarla según el estilo que practiquemos o en pequeñas variaciones de cada escuela u arte, centrándonos en el aspecto mas científico de su ejecución.
Para una mejor comprensión del movimiento esta realizada desde una posición de guardia semiclásica con la pierna de atrás para aprovechar al máximo el recorrido hasta el punto de impacto.

PATADA FRONTAL


En nuestra guardia la rodilla de atrás se dirige al frente en dirección al pecho mientras cambiamos el peso corporal de atrás hacia delante, de forma similar a cuando damos un paso normal, la altura de la rodilla determinará junto a nuestra elasticidad de piernas la altura de la patada.


La pierna que aguanta el peso corporal se flexiona ligeramente para evitar que la rodilla de apoyo sufra y la trayectoria que sigue la patada es lineal (ya sabemos que la forma mas rápida de llegar de un punto a otro es la línea recta), sirviéndonos el pie de apoyo como punto de mira de la dirección que llevará este golpe.


Durante la progresión del golpe el cuerpo debe de permanecer a la misma altura, evitar la subida y bajada de la cabeza durante el trayecto del golpe evitará que el golpe sea telegrafiado (se vea) a medida que vayamos adquiriendo rapidez en su ejecución, la espalda queda algo arqueada para poder imprimir una mayor distancia y permanecer lejos de un posible contraataque. 


En la patada frontal utilizamos todo el peso corporal a modo de presión para ejercer mas fuerza en el impacto, lo conseguimos con un perfecto alineamiento o proyección de la cadera hacia el frente, la cual debe quedar enfrentada a la zona de impacto, la colocación de ambos pies es fundamental llegados a esa parte, ya que una variación en "L" le restaría potencia y rapidez al golpe (al ser la trayectoria a recorrer mas elíptica y menos lineal), por lo que el pie de apoyo mira al frente en el golpe de la misma forma que el pie de impacto.




ZONAS DE IMPACTO

Según el arte que practiquemos o la zona donde vaya dirigida esta patada encontraremos cuatro zonas de impacto, tres zonas que podremos realizar descalzos y una en la que deberemos llevar calzado.

Primera zona es la más habitual, en el momento del impacto debemos estirar los dedos hacia atrás para que todo el impacto sea realizado con la almohadilla del pie, suelen ser golpes percutantes.

Segunda zona de impacto, se realiza con la planta del pie buscando una mayor superficie de golpe, este tipo de patadas suelen ser pasantes mas que percutantes, y pueden ser utilizadas para empujar o golpear.

Tercera zona de impacto, talón. Este golpe es utilizado de varias maneras, percutante, pasante y para rematar a objetivos caídos, esta zona de impacto cobra especial importancia en otro tipo de patadas como la descendente que veremos en otro artículo.


Cuarta zona, con la punta de los dedos, por lo que resulta imprescindible llevar calzado que minimize el impacto en nuestros dedos, podemos ver que estilos como el Savate francés esta especializado en este tipo de golpes mas enfocados a la defensa personal y que busca impactar en zonas blandas.


LESIONES COMUNES Y ENTRENAMIENTO DE FUERZA Y EQUILIBRIO

En este tipo de patadas la zona que mayor riesgo tiene en el alumnado son los dedos de los pies, ya que deben fortalecer la musculatura de estos para aprender a echar los dedos atrás cuando se golpea. Durante el calentamiento conviene que el alumnado realice ejercicios de los dedos de los pies para ir controlando estos, debido a la poca movilidad que tenemos en ellos. Una forma de ir desarrollando fuerza en ellos es caminar de puntillas y realizar movimientos de flexión con ellos.
De igual forma es vital el equilibrio, por lo que una buena forma de entrenar y fortalecer es la repetición a cámara lenta de este golpe, ya sea frente a espejo o compañero, variar la ejecución comenzando con lanzar el golpe y caer al frente y luego lanzar el golpe y volver a la misma posición de guardia sin bajar la pierna favorecerá un mayor rendimiento y control muscular de nuestras piernas.


El trabajo de potencia lo podemos realizar con saco pesado o con escudo, ejercicios como sentadillas o isométricos (empujando pared) fortalecerán tanto los cuadriceps (extensor)) como el bíceps femoral (flexor), que son los músculos mayores utilizados en la aplicación de este golpe, hay multitud de ejercicios que podemos realizar, un poco de ingenio y variarlos harán mas amenos nuestros entrenamientos, ademas de trabajar diferentes grupos musculares secundarios.

No hay comentarios :

Publicar un comentario