martes, 3 de marzo de 2015

Potencia y Fuerza en Artes Marciales; conceptos científicos.

Durante la práctica de artes marciales y deportes de contacto se suele citar muy a  menudo el concepto de Potencia, como imprimir potencia a nuestros golpes, como entrenar la potencia, etc. Pero para poder sacar el mayor rendimiento a este concepto debemos tener bien claro de que estamos hablando, pues a menudo se suele malinterpretar este concepto con el de fuerza, que aunque a priori pueden parecerse no son lo mismo.


La Fuerza es la capacidad muscular para ejercer resistencia con un solo esfuerzo, es decir, la fuerza entra en acción cuando nuestro sistema muscular debe realizar una acción de resistencia o de vencimiento de ésta, un ejemplo claro lo tenemos en la realización de flexiones, levantamiento de peso, resistir un intento de proyección, de palanca, etc. Utilizamos nuestro sistema muscular para evitar que el contrincante nos pueda realizar una técnica o hacemos uso de la fuerza para poder realizar nosotros una de estas técnicas. 

La fuerza estará dictaminada por la capacidad, que no el tamaño,que tenga nuestro sistema muscular, de igual forma la fuerza NO es un factor determinante de la potencia, aunque contribuya a ella.

Profundicemos un poco en los diferentes tipos de fuerza que podemos encontrar en nuestro campo de entrenamiento con este esquema.



La Potencia es la cantidad de energía (fuerza) que proyectaremos en forma de golpe y que estará dictaminada por la masa involucrada en dicha acción multiplicada por la aceleración (velocidad) que adquiera en su trayectoria. La potencia de impacto es medida por la cantidad de energía que somos capaces de proyectar enfocada en un punto concreto. Un claro ejemplo de esto sería imaginar un coche chocando contra una pared, mientras mayor sea y más velocidad alcance mayor será la potencia de impacto, ahora bien, mientras mas masa tenga, más energía necesitará para alcanzar velocidad.


Mientras que la fuerza la podemos desarrollar con ejercicios relacionados con el levantamiento de peso y su posterior aumento de éste (para ir adquiriendo cada vez más fuerza, más capacidad de vencer una resistencia) la potencia debe ser entrenada centrándonos en la capacidad de proyección de energía; es decir, en el aumento significativo de la velocidad y el enfoque corporal (la técnica).

Para mejorar la potencia de pegada hay que tener claro varios factores, nuestra capacidad de lanzar un golpe lo más rápido posible para adquirir una aceleración correcta y nuestra capacidad de enfocar la contracción muscular (masa) en el momento del impacto, ademas de la perfecta ejecución técnica del golpe en cuestión, ya que según sea el golpe variará la potencia de éste, no lleva la misma potencia un jab (extensión del brazo) que un cross donde la potencia parte de la cintura, hombros y extensión del brazo. No hay que olvidar el trabajo de endurecimiento previo de la zona de impacto, de nada sirve tener mucha potencia de puño si este o nuestra muñeca se rompen cuando lancemos un golpe.


A la par del trabajo físico debe ir el trabajo mental, sin un enfoque claro en el entrenamiento de potencia mucha de ésta se pierde debido a la falta de concentración durante el proceso, debemos recordar que el trabajo de potencia de impacto no es lo mismo que el trabajo de fuerza (empuje), a veces el alumno cree tener una buena potencia de pegada cuando técnicamente no realiza bien el golpe y "empuja" en vez de golpear. 

Sin duda hay mucho que decir sobre estos temas; fuerza y potencia en las artes marciales y los deportes de contacto, pero creo que con este breve artículo puedo ayudaros a entender un poquito mejor estos conceptos y a animaros a profundizar en ellos sea cual sea vuestro estilo, ya que existe multitud de fuentes en las que investigar que enriquecerán enormemente vuestros entrenamientos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario